¿Cómo saber qué tipo de rodillera usar?

Las rodilleras son usadas para prevenir lesiones y para ayudarnos ante algún problema en las articulaciones o músculos, pero para que cumplan con esa finalidad es necesario que usemos la rodillera correcta, ya que existen varios tipos de acuerdo al material y las tallas.

Usar una rodillera que no sea la ideal para el tipo de lesión o que no sea de nuestra talla podría empeorar un problema o simplemente no cumpliría su función de prevenir una lesión; al contrario, nos podría ocasionar una.

Es posible que un entrenador o un médico nos haya indicado que debemos usar rodillera para hacer determinadas actividades, o nosotros mismos hemos decidido usar rodillera para practicar algún deporte. En cualquiera de los casos no podemos elegir a simple vista la rodillera, debemos de tener claro varios puntos que veremos a continuación.

¿Para qué necesitas una rodillera?

Actualmente existen un gran número de tipos de rodilleras en el mercado, escoger una siempre dependerá de para que la necesitamos. Lo primero que debemos tomar en cuenta antes de elegir una rodillera es si la necesitamos para prevenir lesiones o si es para la recuperación de una lesión ya existente.

Otro punto importante es que las rodilleras se usan en diferentes deportes, esto con la finalidad de prevenir lesiones. Aquí también dependerá el deporte que se practique para poder elegir las rodilleras adecuadas. Hay rodilleras especiales para runners, para ciclistas, para patinadores, entre otros. Cada deporte tiene la rodillera adecuada para poder proteger de lesiones la zona más vulnerable de acuerdo a la práctica.

Es importante acotar que, en el caso de que ya tengamos una lesión, las rodilleras que debemos usar es la que nos indique un médico o algún especialista, usarlas como nos indica y el tiempo que nos indiquen.

Materiales de las rodilleras 

Como ya lo hemos mencionado, existen una variedad de rodilleras, por lo que el punto importante es usar la correcta de acuerdo a nuestro requerimiento, ya que cada una de ellas está diseñada para cubrir determinadas lesiones o dolencias. Además, al momento de decidir usar una rodillera es importante fijarse en el detalle del material con la que está hecha, ya que, si sufrimos alguna alergia, puede traernos consecuencias. En la actualidad hay dos materiales que son los más usados para el diseño de las rodilleras.

  • Rodilleras de neopreno. Las rodilleras de neopreno son las más usadas, sobre todo cuando se trata de lesiones; inclusive, es la que recomiendan los médicos en caso de artritis, artrosis, esguinces de ligamentos y traumatismos. Este tipo de rodillera es bastante flexible y mantienen el calor corporal.
  • Rodilleras elásticas. Este tipo de rodilleras hechas con tela elástica son las usadas por los deportistas, debido al tipo de tela permiten un buen desplazamiento sin dejar de prevenir las lesiones; pero no son recomendadas para tratar lesiones, aunque algunos médicos las recomiendan para la protección luego de habernos recuperado de una lesión. Este tipo de rodillera tiene como ventaja sobre la anterior que son más cómodas y transpirables.

 

Tallas de las rodilleras

Elegir la talla correcta de la rodillera es muy importante, ya que no se trata de un pantalón que nos ha quedado ajustado, pero podemos caminar, se trata de un accesorio que vamos a llevar para tratar una lesión o para prevenirla; así que será mejor que aprendamos a elegir bien.

No podemos elegir una talla de rodillera muy ajustada porque nuestro flujo sanguíneo no estará funcionando correctamente, ni muy suelta porque no estaría la rodillera haciendo su función como es debido. Entonces ¿Cómo saber qué talla de rodillera usar?

Lo que debemos hacer para saber la talla de rodillera que necesitamos es rodear el contorno de nuestra rodilla con una cinta métrica y tomar la medida. Si la medida que ha resultado es menor a 35 centímetros la talla será XS, para la talla S de 34 a 36 centímetros, de 36 a 38 centímetros es talla M, para la talla L de 38 a 41 centímetros, para la talla XL de 41 a 44 centímetros y para la talla XXL de 44 a 49 centímetros.

Rodilleras según el tipo de lesión

Otro punto importante de saber antes de elegir una rodillera, es que estas también van de acuerdo al tipo de lesión. Veamos las más comunes:

    • Rodilleras abiertas. Son diseñadas con la zona de la rótula al descubierto, se usan para lesiones de rótula y artrosis.
    • Rodilleras cerradas. Son usadas para tratar esguinces o inflamación en las rodillas. Éstas cubren toda la rodilla, lo que hace que haya una mayor presión en la rodilla aportando calor.
  • Rodilleras acolchadas. Este tipo de rodilleras son básicas, son usadas para prevenir golpes leves, en la parte del centro son acolchadas.
  • Rodilleras ortopédicas. Pueden ser consideradas las más incómodas de todos los tipos de rodillera, pues su diseño no permite que haya movilización en la zona de la rodilla y dificulta los movimientos. Esto se debe a que son usadas para tratamiento postquirúrgico y prequirúrgico, por lo que la zona de la rodilla debe estar inmovilizada. De este tipo de rodilleras ortopédicas existen distintos modelos.

¡Elige una buena rodillera!

Ya hemos visto que hay tres aspectos importantes a considerar antes de comprar una rodillera: la talla, el material de diseño y el tipo de lesión o si es para prevenir una lesión.

Recordemos que para que usar una rodillera nos traiga los beneficios que esperamos, es importante que sea un especialista quien nos indique cómo usarla y cual rodillera es la ideal. En caso de no usar la rodillera correcta podemos sufrir lesiones graves o llevar una simple lesión a una cirugía de emergencia.

Aparte de la talla, el material y la lesión, hay otro punto importante y es el tiempo ¿Cuánto tiempo se debe usar una rodillera? El tiempo que debemos usar la rodillera también depende de la lesión, razón por la cual también un especialista es el que debe dar las indicaciones sobre el uso de la rodillera, hay varios aspectos que no debemos pasar por alto.

Aitor Aldegunde
Mi nombre es Aitor Aldegunde y soy Farmaceutico especialista en ortopedia. Actualmente trabajo en el departamento de I+D de Ossur Europa investigando el uso de nuevos materiales para la fabricación de prótesis ortopédicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.